Empezar con un proyecto

¿Te ha pasado que tienes una idea o un proyecto que quieres hacer, pero, siempre estás ocupado/a o tienes tiempo para todo menos para eso? A mí sí me pasa y más seguido de lo que me gustaría.

Hoy por fin me animé a hacer algo que he dicho que quería hacer desde que empecé a trabajar en la casa. Estoy en un café, sola, trabajando y escribiendo para el blog. 

Me imaginaba mucho haciendo esto pero a la hora de tomar acción y realmente salir y venir a un café, sacaba una excusa y no lo hacía. Al final, todo se resume en pereza.

¿Para qué vas a salir? Te tienes que arreglar, poner zapatos, bajar al carro, buscar parqueadero, vas a gastar plata sabiendo que aquí en la casa hay de todo, aquí te puedes acostar a ver tv si terminas temprano, y me puedo quedar escribiendo una lista interminable.

Hoy decidí hacer todas las anteriores porque me di cuenta que llevo mucho tiempo posponiendo este proyecto del blog y todo es porque siempre me sale algo y estando en la comodidad de mi casa, la verdad no encuentro la disciplina de sentarme a escribir. También puede ser un mecanismo de defensa porque muchas veces se me vienen voces a la mente diciendo que hoy en día nadie lee blogs, sin embargo, es algo que me emociona y quiero hacer, así que le debo sacar el tiempo que se merece.

Con toda esta historia, a lo que quiero llegar es que muchas veces aplazamos nuestros proyectos y objetivos y sin darnos cuenta, puede ser por pereza, miedo, o ambas. Salir a un café es mi compromiso conmigo misma de que voy a dedicar a escribir así sea una hora a la semana. Así como madrugo todos los días a entrenar porque tengo unos objetivos que quiero cumplir, esto también aplica como un objetivo de vida y tengo que keep showing up, Así sea en un café o en mi cama, la idea es empezar a cultivar el hábito y tomarme más en serio el compromiso conmigo misma.

Desde mi experiencia, les comparto tips para empezar:

  • Busca un espacio diferente, con menos comodidades y distracciones.
  • Planea tu semana. Yo uso Google Calendar para visualizar todo lo que tengo que hacer.
  • Piensa en las personas que admiras o del sector de tu idea y revisa qué hacen ellos que puedas aplicar en tu día a día.
  • No le des muchas vueltas y filtra muy bien tus pensamientos. Todos tenemos algo único que aportar, así haya “mucho de lo mismo”.
  • El compromiso contigo mismo es tan importante como el compromiso con otros. Si tienes en tu agenda una hora para trabajar en tu proyecto, cumplete como le cumplirías a una cita medica o a un amigo.
  • No todo tiene que salir perfecto desde el principio. Puedes ir mejorando poco a poco en el camino.

Con cariño,

JuliRuns

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *