Empezando un hábito

¿Has sentido que quieres empezar un nuevo hábito pero te cuesta mantenerlo? La emoción nos dura unos días y volvemos a lo viejo conocido. Esto pasa porque el cerebro siempre va a querer irse por el camino conocido y fácil. Sí, el cerebro es así de perezoso, y por esto es que pienso que debemos tener muy claros nuestros objetivos y no perderlos de vista.

Hace poco empecé a tomar jugos verdes porque comer ensaladas no es mi cosa favorita en el mundo. Sé que los vegetales aportan nutrientes y vitaminas que necesito como corredora, así que busqué una alternativa para implementarlas en mi día a día. Para darme extra motivación, compré un Nutribullet, que la verdad tenia antojo de comprarlo hace rato y encontré la excusa perfecta, compré unos vasitos que vi en TikTok jajaja muy lindos y he estado organizando las porciones de cada jugo en bolsitas para dejarlos listos en el congelador y que solo sea sacar, echarle agua y licuar.

Algo que me ha funcionado cuando quiero empezar un hábito es buscar la manera de hacerlo lo más automático y fácil posible. A prueba de pereza. 

Por ejemplo, a principio de año quería empezar a escribir y me compré un cuaderno en blanco y un journal de emociones, que ya viene como con una estructura y son unos cuadritos y renglones que uno llena por la mañana y por la noche. Con el cuaderno me sentía abrumada, llegó un punto en el que ya no sabía que escribir y a veces no tenía tiempo ni energía de sentarme a hacerlo. En cambio, con el de las emociones era mucho más fácil porque me sentaba 5 minuticos por la mañana y por la noche para responder las preguntas de los cuadritos y listo. ¿Qué pasó? Eventualmente dejé de usar el cuaderno y me quedé con el journal. El cuaderno está ahí y lo uso de vez en cuando, cuando me quiero sentar y escribir largo, pero en el día a día uso el journal y para mi eso es más que suficiente para cultivar el hábito de escribir.

Con esto también me di cuenta que a veces uno empieza queriendo hacer todo de una, y aquí está el error más grande. Es mejor empezar con algo chiquito pero que podamos mantener. Por ejemplo, si queremos crear el hábito de leer, es mejor leer una página todos los dias, a leer 20 páginas un día, que sea una tortura y que al otro día ya te de pereza. Más bien cuando ya la página se te haga fácil, agregas una más, y ya lees 2 al día, y así sucesivamente hasta que leer 20 páginas se vuelva fácil y lo disfrutes.

Una idea es buscar ayuditas, algo que nos permita crear el hábito. Por ejemplo con los jugos verdes, mi ayuda es organizar todo en bolsitas y congelar, así por las mañanas no me tengo que preocupar por lavar y picar vegetales, calcular las porciones, sino que ya todo está listo y a la mano.

Y cuando ya tengamos el habito más o menos cultivado, ya le podemos hacer las modificaciones que queramos. Volviendo al ejemplo del journal, ya puedo digamos buscar otro, con otro tipo de preguntas y que sea un poco más abierto en cuanto a los espacios para escribir. O en vez de tomar jugo 2 veces a la semana, ya lo puedo implementar todos los días.

Con cariño,
JuliRuns

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *